Los sistemas productivos de muchas familias chaqueñas están poco diversificados y tienen un escaso nivel tecnológico, lo cual no permite aprovechar sustentablemente sus recursos y asegurar una vida digna.

Trabajamos junto con ellas, para diversificar y lograr la estabilidad de los sistemas productivos, con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria, obtener excedentes para la comercialización y mejorar los ingresos familiares. Esto permite generar actividades que ocupan mano de obra familiar, asegurando la permanencia de las familias campesinas en sus lugares de origen.